martes, 11 de noviembre de 2014

Escapada a Salamanca

Desde que mi hija se fue a estudiar a Salamanca (en septiembre), me estoy volviendo adicta a esa preciosa ciudad y, aprovechando que ayer fue festivo en Madrid, hice una escapadita con la excusa de llevarla.
Estuve allí menos de cuatro horas pero me dio tiempo a dar un buen paseo. Fui hasta la plaza Mayor por la calle Toro, calle peatonal y comercial, que me encanta por el ambiente de tiendas que hay (me encanta ir de compras!!).




La plaza Mayor no estaba en su mejor momento, pues ha habido una feria del libro y estaban recogiendo los stands, pero a pesar de todo, se ve espléndida. Me encanta pasear por sus soportales y más cuando, como ayer, hace frío y amenaza lluvia. (Al final, el tiempo respetó bastante.)Antes de continuar, café calentito en el Café Novelty, establecimiento con más de 100 años de historia y que merece la pena conocer. Lo descubrí un verano tomando un helado, por cierto, riquísimo, y desde entonces cada vez que voy a la Plaza Mayor, no puedo dejar de visitarlo.


 
Para terminar el paseo y antes de volver a casa, llegué hasta la calle Van Dyck, donde tomamos unas tapas en la taberna Los Faroles. Un local con gran variedad de tapas y raciones. Parece ser que ésta es una zona de mucho ambiente entre la gente joven...
 
Tapas: Jamón asado con salsa de roquefort, Lomo en salsa y
brocheta de gambas y pulpo
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario