lunes, 31 de agosto de 2015

Berlín. El Muro de la vergüenza

El Muro de la Vergüenza se levantó en 1961 y se mantuvo en pie hasta 1989. Se levantó para "proteger" a su población de posibles elementos fascistas que podían impedir la "voluntad popular" de construir un estado socialista en la Alemania del Este. Vaya discursito, venía de la parte "democrática" de Alemania. Vaya democracia. En realidad lo que se consiguió con el maldito muro fue impedir la emigración masiva al este y hacer mucho, mucho daño. Aunque a mí me gusta más el nombre de Muro de la Vergüenza, ellos le llamaron Muro de Protección Antifascista.
Como dije antes, el Muro cayó en 1989 (el día 9 de noviembre) pero aún quedan fragmentos, memoriales y marcas en el suelo en algunos tramos por donde discurría.
Ya os hablé de un pequeño trozo que está junto a la Topografía del Terror. Os dejo aquí el enlace.
Quizás el más famoso es el que conocemos por East Side Gallery. Galería de arte al aire libre de 1,3 km de longitud en el distrito de Friedrichshain junto al río Spree. Artistas de distintos países del mundo comentaron con sus obras los cambios políticos. Las pinturas fueron restauradas pero están muy deterioradas por el público que deja su firma en ellos y la constancia de su visita (Parece que todo el mundo tiene su pequeña vena de artista...)

 Allí mismo está el Oberbaumbrücke, el que dicen es el puente más bonito de Berlín.
Al otro lado del puente, en Treptow, se puede contemplar una original escultura sobre el río de tres gigantes que simbolizan tres distritos de la ciudad: "Molecule Men".
Hay otro fragmento del muro que aún se mantiene en pie y forma parte de un memorial que está más al norte de la ciudad. Lo encontramos de casualidad pues fuimos al mercadillo de Mauer Park (domingos) y comienza muy cerquita de allí. Lo primero que nos llamó la atención fueron unas barras metálicas horizontales que marcan el lugar donde Ida Siekman falleció tras saltar por la ventana en un momento de desesperación. Su hermana vivía al otro lado del muro (Berlín Oeste), había visto a otras personas saltar por la ventana siendo rescatados por las redes de los bomberos. A sus 58 años, saltó desde el tercer piso antes de que los bomberos tuvieran preparada la red para rescatarla. Murió de camino al hospital. Fue la primera víctima del muro.
Esto está en Bernauer Strasse. Una doble línea de adoquines marca el recorrido del muro en distintas zonas de la ciudad pero aquí, además hay fotografías, grandes murales en las fachadas de los edificios donde está claramente explicado por donde discurría el muro en esta zona, así como los túneles de escape, y donde se cuentan algunas de las desgracias ocurridas en esta calle.

 
 
Familias separadas por un muro. Personas que desesperadas saltaban por las ventanas con la intención de llegar al otro lado para reunirse con sus seres queridos.
Como a veces el muro se fusionaba con la fachada del edificio, tapiaban las ventanas y puertas...

Forma parte del Memorial un Centro de Visitantes, la Capilla de la Reconciliación, un Centro de Documentación. Desde la torre de éste último se puede ver un fragmento de muro con su torre de vigilancia donde se aprecia cómo estaba diseñada la franja de la muerte.

Esta locura duró desde 1961 a 1989. Ahora queda la marca en el suelo de su trazado, la marca en el suelo de algunos túneles,  homenajes a personas que al saltar fallecieron... y la memoria, pues historias tan espeluznantes como ésta no se deben olvidar.
Al llegar al final del Memorial, después de ver tanto horror y desastre, después de sentir tanta rabia y tanta pena, uno reflexiona sobre lo retorcida que puede llegar a ser la mente de algunos seres humanos.
Hay una frase que dice: "quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores". Historias como ésta no deberían repetirse jamás.



martes, 25 de agosto de 2015

Comer en Berlín

Tengo la suerte de vivir en un país tan rico gastronómicamente, que cuando salgo de España siempre me surgen dudas de si me gustará la comida de allí, si habrá variedad...no sé si a vosotros os pasa lo mismo. Ya sabéis lo que se dice: "como en España no se como en ningún sitio" aunque supongo que cada uno lo dirá de su propio país.
En cualquier caso, Berlín, ciudad cosmopolita por excelencia, tiene infinidad de sitios donde poder degustar exquisitos platos, para todos los bolsillos, de todas las nacionalidades... lo que se os ocurra.
Nosotros lo que deseábamos probar era la comida alemana y os voy a mostrar los sitios que, tanto por calidad como por servicio y trato, más nos gustaron.

- Hofbräu München en Karl Liebknecht Str. 30 (cerca de Alexander Platz). Mega-cervecería con terraza donde celebran el Oktober Fest.
Salcichas de todo tipo....mmm
Crema bávara de queso

Codillo crujiente
  - Mutter Hoppe en Rathausstr. 21 (en Nikolaiviertel). Con una acogedora terraza y un amplio restaurante - museo en el interior.

 
Entrecot, Cerdo asado con chucrut
Pechuga de pollo al horno, sirope de frutos rojos con vainilla y nata
 
Schnitzel, ensalada, muslo de ganso crujiente
pasta con champiñón y guisantes
- Berliner Republik, en Schiffbauerdamm, 8 (junto al río Spree, muy cerca de Friedrichstrasse). También tiene terraza junto al río pero si vas a cenar que sea antes de las 23:00, si es después tendrás que cenar dentro.
 
Lo que veis en esta foto que parece una pizza, en realidad es una Flammkuchen, nuestro gran descubrimiento en Berlín. Riquísima. Desde que la probamos esa noche la hemos vuelto a comer cada vez que hemos tenido ocasión.
 
- Brasserie am Gendarmenmarkt, en Taubenstr. 30 (en Gendarmenmarkt).

 Aquí disfrutamos de una Flammkuche clásica, otra mediterránea y un queso de cabra (Ziegenkäse) excepcional. 
 
 
 
 - Krone, en Oderberger Str. 38 (muy cerca de Mauer Park). Los domingos hay mercadillo en Mauer Park. Fuimos a verlo y encontramos este sitio encantador. Tiene una pequeña y acogedora terraza y el servicio fantástico.
De nuevo Flammkuche (nos encantó) y un Risotto riquísimo. La tarta también deliciosa.
 - Hay un clásico que nunca falla y es comer en un italiano. Nosotros en Berlín nos decidimos por Ossena en Rosenthaler Str. 42 frente a Hackescher Marckt.
 Calamares con ensalada, Lasaña boloñesa, Espagueti y Pizza. Todo riquísimo.
 
- Ya para despedirme, os enseño un bar español donde también estuvimos un par de veces y nos gustó mucho. Yosoy en Rosenthaler Str, 37 muy cerquita del anterior y al lado de Hackesche Höfe.
 Hamburguesa, Pechuga de pollo, bolas de queso y pinchitos de pollo... Delicioso.
 
Antes de irme, una recomendación: hay un par de zonas que nos gustaron mucho para cenar o tomar una copa. En la ribera del río, a la altura de Friederchstrasse y en Oranienburger Strasse, aquí cenamos un día en un restaurante cubano QBA y nos trataron fenomenal (no hice fotos. Problemas técnicos)


miércoles, 19 de agosto de 2015

Berlín. Excursión a Potsdam

Como ya sabéis, la visita al campo de Sachsenhausen la hicimos con una guía de la empresa cultourberlin y nos encantó, así que nos animamos a visitar Potsdam con esta misma empresa. En esta ocasión, nuestra guía era Alazne, simpática y amable que nos dio muchos datos históricos muy interesantes.
Potsdam está a unos 30 km de Berlín. Fuimos en un tren de cercanías y después un bus nos llevó al Palacio de Sanssouci. Palacio "sin preocupaciones" de Federico "El Grande", diseñado por él mismo y que fue su residencia de verano.
El palacio se eleva sobre seis terrazas de viñas con invernaderos. Según vas subiendo las escaleras lo vas perdiendo de vista y aunque en las terrazas se vuelve a ver, no se aprecia la base de manera que parece que está flotando sobre los viñedos. De estilo rococó, tiene una sola planta que ocupa casi toda la parte superior de la terraza.
Las principales preocupaciones de Federico "El Grande" eran meditar sobre filosofía y tocar música (también le apodaban "El Flautista"). A pesar de estar casado, su mujer nunca residió en el palacio. Parece ser que Federico prefería el palacio "sans femmes" (sin mujeres) además de sin preocupaciones. Dicen que era muy amigo de Voltaire...
 
Cenador y detalle en el parque de Sanssouci
Era un magnífico soldado y gran estratega que cosechó muchas victorias militares. Era muy humilde. Está enterrado en un pequeño jardín del Palacio junto a sus 11 perros. Sobre su tumba siempre hay patatas. Parece ser que él introdujo el cultivo de este tubérculo en el país.
Tras pasear por los jardines del Palacio llegamos a la pequeña Iglesia de la Paz, construída bajo el reinado de Federico Guillermo IV "El rey romántico", nieto de Federico Guillermo II ("El gordo vividor") que era sobrino de "El Grande".

Ubicada junto a un lago, tiene un estilo similar al de los monasterios italianos. Allí están enterrados Federico Guillermo IV y su esposa.

Interior de la iglesia
Al salir del recinto de Sanssouci, llegamos al centro de Potsdam atravesando la Puerta de Brandenburgo, más sencilla que la de Berlín pero muy bonita también.
 
Atravesamos una calle peatonal llena de comercios y bares y llegamos hasta la iglesia de S. Pedro y S. Pablo. Detrás de esta iglesia hay un cementerio de soldados rusos caídos durante la Gran Guerra (I Guerra Mundial).
Al fondo, iglesia de S. Pedro y S. Pablo


Cementerio ruso
De ahí continuamos hasta el Palacio de Cecilienhof, pero antes pasamos por el barrio holandés, llamado el "Pequeño Ámsterdam", pequeño grupo de casas de ladrillo rojo creado para que los artesanos holandeses trasladados a Potsdam en el siglo XVIII se sintieran como en su propia casa. 
 
El emperador Guilllermo II hizo construir el palacio para su hijo el príncipe Guillermo de Prusia y su esposa Cecilia (1913-1917). Tiene un estilo similar a una casa de campo inglesa de estilo Tudor.
Este palacio fue residencia de la familia real hasta 1945. Consta de 176 habitaciones y actualmente es un museo y hotel. El palacio se hizo famoso cuando en 1945, del 17 de julio al 2 de agosto, el presidente de gobierno de EEUU, Harry S. Truman; de la Unión Soviética, Jossif Stalin; el primer ministro británico, Winston Churchill y su sucesor Clement Attlee, se reunieron allí para celebrar la Conferencia de Potsdam y con ella acordaron cómo administrar Alemania tras su rendición en mayo de ese mismo año.
En el patio interior luce una gran estrella de geranios rojos con la que Stalin recibió a Truman y Churchill.
Jardines del Palacio

El Palacio de Cecilinhof está en el parque Neuer Garten, junto al lago Jungfernsee. El parque es Patrimonio de la Humanidad. El día de nuestra visita fue uno de los más calurosos que hemos pasado por allí y el lago estaba lleno de gente disfrutando del entorno y pudimos comprobar que se practica el nudismo con absoluta naturalidad.

De allí, continuamos el paseo hasta el "Puente de los Espías" (Glienicker Brücke). Fue construido en 1907 y cruza el río Havel conectando Berlín y Potsdam. Le llaman "de los espías" porque fue el lugar elegido por la Unión Soviética y EEUU para realizar los intercambios de los espías capturados durante la Guerra Fría (solo fueron tres intercambios)
La frontera estaba en medio del puente y aún se nota el lugar por la diferencia de color en la estructura y por la marca que hay en el suelo desde la caída del muro.
Hasta aquí nuestra visita a Potsdam. Espero que os haya gustado.


miércoles, 12 de agosto de 2015

Berlín. Tiergarten

Tiergarten es el mayor parque de Berlín. Está rodeado por símbolos de la ciudad como la Puerta de Brandenburgo, el Reichstag, el Monumento al holocausto.... En el primer post de Berlín ya lo mencioné (Pariser Platz y alrededores)
El Tiergarten tiene aproximadamente 200 hectáreas. En un principio era una zona de caza de los príncipes electores hasta que  finales del s. XVII, con Federico III, se convirtió en un parque de ocio para el pueblo.
Si atravesamos la Puerta de Brandenburgo y continuamos por la calle 17 de Junio, llegamos a una gran plaza con forma de estrella, en el centro del parque, en la que se encuentra la Columna de la Victoria.

La columna se comenzó a construir para conmemorar la victoria de Prusia contra los daneses (1864), los austriacos (1866) y los franceses (1870-71). Cada una de estas tres victorias, se representaba con los tres primeros segmentos. Fue terminada en 1874 y en un principio estaba en la Plaza de la República, pero durante el Tercer Reich, se trasladó al lugar que ocupa actualmente y además se añadió un cuarto anillo. Está coronada por una estatua de bronce que representa a la Diosa de la Victoria. La columna tiene una altura de 67 metros y la estatua mide 8,3 m de altura y 35 toneladas de peso. Se llega a la columna a través de unos túneles peatonales que pasan por debajo de la carretera principal. También puedes subir a un mirador que hay en la parte superior de la columna.
Estatua, friso y detalle.
Frente a esta columna, podéis admirar el monumento a Bismarck.

En Tiergarten también se encuentra el Palacio de Bellevue (palacio del Presidente de la República). A orillas del Spree y muy cerca de la Columna de la Victoria.

Junto al río Spree también está la Casa de las Culturas del Mundo (Haus der Kulturen der Welt). Originalmente fue una sala de congresos que los americanos regalaron a la ciudad  con motivo de la Exposición Internacional de Berlín de 1957. Actualmente acoge exposiciones de arte (sobre todo de países no europeos), teatro, conciertos... cualquier tipo de acto relacionado con la cultura.

Muy cerquita está el Carrillón, de 42 m de altura y con 68 campanas, es el cuarto carrillón más grande del mundo.


Postdamer Platz y la Berliner Philarmonie (os hablé de ello en este post) también enmarcan este precioso parque.
Monumento a Richard Wagner
Aunque no está en Tiergarten, muy cerca, al otro lado del Spree está la Estación Central de Berlín.
Es la mayor estación ferroviaria de Europa y se inauguró en 2006 justo antes de la celebración de la Copa Mundial de Fútbol. Cristales y hormigón forman la que llaman "catedral de las comunicaciones".  

Con este mensaje de bienvenida que luce en los andenes superiores de la estación, me despido hasta el próximo post.