viernes, 23 de enero de 2015

El Rastro y otros sitios interesantes

El Rastro es patrimonio Cultural del pueblo de Madrid.
Si eres de fuera, es obligada una visita. Si no, también.
Funciona los domingos y festivos, allí puedes encontrar prácticamente todo lo que busques y lo que no busques también.
Desde la Plaza de Cascorro, bajando por la Ribera de Curtidores hasta la Ronda de Toledo y aledaños, te puedes dar un "baño de multitudes" a la vez que descubres desde antigüedades hasta artículos de última generación, de fotografía, para el hogar, cuadros, ropa de todos los estilos, libros de segunda mano, electrónica, revistas......




Calle Ribera de Curtidores
Calle de Carlos Arniches
La Plaza del Campillo del Mundo Nuevo es el sitio ideal para encontrar ese cromo que se resiste.


Plaza del Campillo del Mundo Nuevo
Muy cerca de este mercado al aire libre, hacia Lavapiés, nos encontramos con el Mercado de San Fernando. Parece que estaba sumido en un estado de abandono y un grupo de jóvenes emprendedores se han propuesto sacarlo adelante con iniciativas alternativas. Además de un espacio comercial es un punto de encuentro y ocio para los vecinos del barrio.
Está en la Calle Embajadores, 41.
Yo he entrado por otra puerta que está en la Calle del Sombrerete y aquí, frente al mercado, hay una fachada con un reloj de sol que me ha llamado la atención: La casa de la vela.



Calle del Sombrerete, frente a la plaza de Agustín Lara

Monumento al músico Agustín Lara
Aparte de los típicos puestos de un mercado (carnicería, pescadería, etc) te encuentras puestos de libros al peso, artesanía, bisutería de reciclaje, comida para llevar, alimentos ecológicos, comidas típicas de otros países...
Me llamó la atención una carnicería que te sirve la carne cocinada incluyendo la bebida....Algo similar con una charcutería... Y otra cosa muy interesante: tiene una especie de patio central que se convierte en pista de baile. La primera vez que estuve, se bailaba salsa, la última vez, Rock'n Roll.

 
Ahora van a reformarlo. No sé si quieren hacer una restaurante en la primera planta.... Habrá que esperar a ver, pero la cosa promete.

Si sigues caminando hacia la Plaza de Lavapiés, muy cerquita de ésta, en la Calle Valencia,14, te encuentras con el bar El Boquerón. Es un bar muy pequeño, típico de Madrid, donde puedes comer marisco de calidad.
Suele estar siempre lleno de gente por lo que si quieres tomar algo tranquilamente, lo mejor es ir antes de las 13:30 y con un poco de suerte, hasta te puedes sentar en una de las pocas mesas que hay por detrás de la barra.

 
 
Los boquerones (en vinagre) están muy buenos así como las gambas a la plancha.
 
 
Nosotros, esta vez, también tomamos almejas. Las ponen crudas, vivas. Es la primera vez que las tomo así y no están mal, pero no sé si las volveré a tomar. Las prefiero cocinadas (como sea, me da igual).

No hay comentarios:

Publicar un comentario